La ira
Comparte:
La ira
La ira (Cesare Pavese, El oficio de vivir, 3 de febrero de 1940)

“En otro sentido, también podría decirse puntualmente que un estallido de ira regula la acumulación citada antes de desequilibrar todo un sistema. Y, en exceso y frecuentes ocasiones, hasta para desequilibrarlo del todo” (José Javier Pedrosa Laplana).

La cuestión entonces es, precisamente, evitar la acumulación de ese rencor, poner límites a las situaciones estresantes, enervantes, aunque de baja intensidad, para no dejar que se amase ese infortunio. Además, Pavese da en el clavo cuando habla de “complejo de inferioridad”, ya que no ponemos esos límites porque nos consideramos inferiores (ante nuestro jefe, nuestra pareja o el vecino del quinto con su rottweiler).