Wanted: fe ciega o libertad y moralidad

Si te gustó Matrix, El club de la lucha, Minority Report, incluso Tomb Raider… Esta podría ser tu película. Si vas a verla ten en cuenta que este artículo contiene “spoilers”, destripe en román paladino.

Wanted es una película de 2008 con Angelina Jolie y el ubicuo Morgan Freeman como protagonistas. La verdad, aunque leas este artículo no te vas a perder nada pues el auténtico destripe de la película está nada más empezar la misma: “Hace mil años un gremio de tejedores creo un grupo de asesinos para mantener el orden. Se hacían llamar La Hermandad”. Claro que… Puede que sea cosa de la traducción de los subtítulos. El caso es que al utilizar la palabra “asesinos” ya están dando pistas de quienes son los malos; podían haber utilizado algo más neutro como “guardianes”, “luchadores”, “soldados”…

Bueno, la trama está en que aquellos tejedores, no se sabe cómo, construyen “el telar del destino”, trasunto del inflexible Dios de los judíos. (Entre paréntesis hay que decir que el director de la película, Timur Bekmambétov posee ascendencia judía; es además, el director de “Guardianes de la noche” y “Guardianes del día”, a las cuales, por cierto, le debe bastante “Wanted”, al menos estéticamente, aunque todas son deudoras de Matrix). El telar proporciona los nombres de aquellas malas personas que han de ser suprimidas por el bien de la humanidad; y los que las suprimen son los miembros de La Hermandad, trasunto de los ángeles vengadores. Para más sorpresa del espectador y muy de acorde con la época, la nuestra, no en la que se construyó el telar, el sistema que utiliza éste es el binario, si bien no sabemos que código se usa para traducirlo, ASCII, EBCDIC, CP437…

Pero hete aquí que surge un díscolo entre los Hermanos y se los va cepillando uno a uno, entre ellos al padre del protagonista, que no es de la Hermandad pero llegará a serlo en un proceso sospechosamente parecido al de “Matrix” y “El club de la Lucha”. Cuando tiene que realizar su primera misión le entran dudas (“¿por qué he de asesinar a un desconocido sin saber lo que ha hecho?”), pero se le pasan enseguida tras oír un relato de los hermosos labios de Angelina Jolie (uno de las asesinos), el relato de cómo mató a su padre un fulano que tenía que haber sido eliminado por otro miembro de la Hermandad, el cual dudó.

Tras varias peripecias y persecuciones el protagonista se enfrenta al asesino de su (supuesto) padre y le mata; pero antes de morir le revela que él es su auténtico padre (también muy al estilo de Star Wars). A todo esto Angelina tiene que matarle a él pues Morgan Freeman, el intérprete del telar se lo ordena. Éste es el punto álgido de la trama, pues se trata de descubrir por qué su auténtico padre abandona la Hermandad.

Alguien con pretensiones filosóficas espera que, al igual que el hijo, que ha dudado antes de cumplir su primera misión (en este punto hay que añadir que los miembros de la Hermandad son individuos excepcionales, una excepcionalidad hereditaria), el padre abandone por las dudas, por la falta de fe y, en última instancia, por razones morales inherentes a la ignorancia sobre los crímenes cometidos (o por cometer) por los condenados.

Pero no, resulta que el padre descubrió que el telar dio el nombre del intérprete (Freeman) y éste desobedeció al telar, no se autoejecutó, y a partir de entonces empieza a obrar de forma independiente, arrastrando a los demás en su caída. De este modo el padre es el único ángel que quedaba, el único que obedece a Dios, pues los demás se habían convertido en demonios, ángeles desobedientes, ángeles libres.

A la postre, la enseñanza que nos viene a dar la película es que la libertad sólo se utiliza para el mal y el provecho propio. No existe moralidad, pues no hay libertad en la elección del bien (si es que el bien consiste en asesinar a los malos), sino que éste procede de la fe ciega en los mandatos divinos. Esto, además, se corrobora en la redención de Angelina, que cumple el mandato divino asesinando a sus compañeros y a sí misma con un sólo disparo circular (sí, las balas con efecto son lo único original de la película).

Es más, no creo que exista otra interpretación posible si se tiene en cuenta que, en una hipotética versión atea del filme, la acción podría haberse desarrollado igual, pero el padre abandona la hermandad

Síguenos y comparte: