Senderismo vespertino por Abantos

¿Te gusta la aventura? Pues tampoco has de irte al Himalaya… O sí, pero… Vamos a empezar poco a poco. De momento imagínate que se te hace de noche en el monte y, aunque es muy bucólico eso de hacerte un refugio, obligatoriamente has de bajar (por muchas razones, porque se enfrían las croquetas que ha hecho tu madre, por ejemplo)… Sin linterna, agudizando la vista… Continúa leyendo →

Senderismo vespertino por Abantos

¿Te gusta la aventura? Pues tampoco has de irte al Himalaya… O sí, pero… Vamos a empezar poco a poco. De momento imagínate que se te hace de noche en el monte y, aunque es muy bucólico eso de hacerte un refugio, obligatoriamente has de bajar (por muchas razones, porque se enfrían las croquetas que ha hecho tu madre, por ejemplo)… Sin linterna, agudizando la vista… Continúa leyendo →