Ante todo, mucha calma.

Marco Aurelio (Wikipedia) ¡Qué fácil es dejar de lado cualquier imaginación enojosa o extraña, y encontrar así, inmediatamente, una calma perfecta! (Marco Aurelio, Meditaciones, V – 2) Je, je, sería fácil para Marco Aurelio, ¿verdad? Bueno, pues para nosotros será difícil, pero no imposible.