Comparte:

Ante cada acontecimiento pregúntate qué habilidades tienes para dominarlo. Si ves a una mujer atractiva, hallarás que el autodominio es la habilidad que tienes para dominar el deseo. Si sientes dolor, hallarás que dispones de la fortaleza. Si te injurian, encontrarás paciencia. Acostumbrándote a actuar de esta manera no serás arrastrado por la apariencia de las cosas.

Epicteto, Enquiridion, #10.