Comparte:

(Publicado originalmente en https://sepfi.es/2021-un-curso-sin-etica/)

El 30 de diciembre se publicaba en el BOE la LOMLOE, era el fin de una batalla, y el inicio de un nuevo año
con una nueva ley de educación, pero, sin Ética. La nueva ley se ha tramitado con tanta precipitación y falta de
transparencia que, es posible que muchos docentes de filosofía, desconozcan la situación en la que queda la
Ética o los Valores morales, que no es otra que, desaparecidos. Haremos un breve resumen.

En octubre de 2018 la noticia que recogieron todos los medios fue que por fin la Filosofía volvía a las aulas.
Tras el desastre que supuso la LOMCE para el área de Filosofía, todo el arco parlamentario consideró
necesario que se impartiera Ética en 4º de la ESO, Filosofía en 1º de bachillerato y en 2º Historia de la
Filosofía. La sorpresa es que la nueva LOMLOE ha preferido no incluir la Ética en 4º.

Para evitar dejar fuera la ética la Red Española de Filosofía pidió a los grupos parlamentarios que firmaron el
consenso que incluyeran una enmienda, les remitió informes, datos y justificaciones. Unidas Podemos y
Compromis asumieron la enmienda pero finalmente no se aprobó, justamente el pasado 19 de noviembre,
Día Mundial de la Filosofía, en el Congreso de los Diputados se rechazó por tercera vez la enmienda. En el
Ministerio se cierran en banda y el motivo que se ha dado es muy simple y produce cierto sonrojo porque
dicen que no hay “hueco” para meter ética en 4º de la ESO. El consenso por la Ética se alcanzó en octubre de
2018, el actual Proyecto de Ley se ha presentado en el 2020, es decir, si no hay “hueco” es porque
simplemente en la redacción del Anteproyecto se decidió no contar con esta materia. Probablemente se
esté confundiendo la Ética con la “moralina”.

Durante la tramitación en el Congreso las redes sociales ardían reclamando Ética, los estudiantes también se
unieron bajo el lema #NoSinÉtica, también se han unido algunos sindicatos, y asociaciones. El resultado de
la votación mostró que partidos muy distintos (PSOE o Vox) coincidían en dejar fuera de las aulas la
asignatura que mejor puede desarrollar la responsabilidad ciudadana y la capacidad crítica durante la
Enseñanza obligatoria. Los votos de UP, PP, Cs y grupo plural no han sido suficientes para aprobar la
enmienda. ERC en un primer momento, en las reuniones de la Comisión de Educación sí voto a favor pero
en el pleno final no.

El último mazazo fue en el Senado, el gobierno tenía tanta prisa que no admitió ni una sola enmienda, así
demostró dos cosas: que tenía mucha prisa por sacar la LOMLOE (así no volvía a la Congreso) y que el
Senado no sirve para nada.

El año acabo con la publicación de la LOMLOE en el BOE, el 30 de diciembre, La Ética se quedó fuera de las
aulas.

¿Quién teme a la Ética?

La Unión Europea ha asignado a la Ética un papel central en su política de investigación científica e
innovación tecnológica. Desde el programa Horizonte 2020, todas las investigaciones e innovaciones
tecnocientíficas deben incluir un análisis crítico de sus implicaciones éticas, sociales y ambientales.

Aquí os dejo el articulo completo de Txetxu Ausin, justamente en la web de ETNOR (Ética de los negocios y
las organizaciones): https://www.etnor.org/txetxu-ausin-quien-teme-la-etica/

Esperanza Rodríguez Guillén

2 comentarios en «2021: un curso sin Ética»

  • A día de hoy….visto el funcionamiento de los gobiernos a nivel mundial en el último año…el que crea todavía que las instituciones van a sustituir el papel y la responsabilidad del ciudadano es que todavía sigue creyendo en «y comieron perdices y fueron felices». Si se decide por parte de los profesores realizar una recogida de firmas o realizar algún tipo de movilización contad conmigo y con mi difusión.

    • Estoy en parte de acuerdo contigo, Raquel, pero en un mundo tan complejo como el nuestro, las instituciones son necesarias; los ciudadanos no pueden estar constantemente decidiendo qué hacer. Es necesario una maquinaria institucional. Ahora bien, como dices, no basta con echar a andar la máquina y echarnos a dormir, hay que estar vigilantes para corregir los desvaríos, las desviaciones. Ahí está la responsabilidad y el papel del ciudadano. La cosa tampoco es fácil, porque los ciudadanos están divididos en facciones, clases, grupos, que pretenden gobernar la máquina en direcciones opuestas: ¿Ética o Religión? ¿Filosofía o Administración de Empresas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.